3 tips para burlar las tácticas engañosas de las compañías de celulares


Sepa en qué momento adquirir su celular
Es mejor comprar un celular a final de mes. La mayoría de los locales o equipos de venta tienen un “presupuesto de descuentos”, una suma de dinero pactada que pueden reducir con el fin de cerrar más contratos. A final de mes, cuando deben cumplir sus metas de ventas, usan más este “colchón” de descuentos. Algunas veces el presupuesto se dispara, así que negocie con ellos en esas fechas, y no les crea cuando le digan que “no pueden darle un mejor precio”. En caso extremo, sea agresivo y rételos: “estoy dispuesto a firmar un contrato por 2 años si me venden el teléfono a este precio”.


Prescinda de los accesorios
Algunos vendedores sólo obtienen comisión por los accesorios que vendan, no por los teléfonos. Éste es el motivo por el que insisten para que se lleve cargadores y estuches extras. Sea cauto y sólo compre los accesorios que en verdad vaya a usar (si no viaja mucho, no necesita un cargador para el auto).


No compre el seguro contra robo
Los vendedores le ofrecen la gran oportunidad de pagar una cantidad mensual por un seguro para su celular. No suena mal, sobre todo si toma en cuenta lo que puede costar un aparato nuevo, pero si lo suma lo que habrá pagado en un año, no le hará mucha gracia. 
Scroll al inicio